Friday, February 17, 2012

La Lepra en la Biblia


Translate copy text and paste it in: http://translate.google.com/

Para ver las predicas del pastor Alex: http://apexbaptist.org/#/en-espaol/videos

En la Palabra
Lectura: Levítico 14-15

Leyes, leyes y mas leyes. Estos capítulos contienen leyes para declarar a un leproso limpio, los sacrificios que tenía que ofrecer y la labor del sacerdote para declarar a un leproso limpio.
No solo había leyes para declarar a las personas limpias o impuras sino que aún las casas. Si aparecía una mancha, el sacerdote tenía que examinar la casa y mandar remover piedras y raspar paredes. La gente que vivía en la casa igualmente era declarada inmunda y tenía que lavarse para ser purificada.  Cuando la casa era declarada limpia se tenía que presentar sacrificios.
Las leyes de los flujos tanto del hombre como de la mujer que los declaraba inmundos. Los sacrificios de la purificación consistía en dos tórtolas o palominos uno lo presentaba por el pecado y el otro en holocausto.

En la Práctica
En la Biblia muchas veces se utiliza la lepra como un símbolo del pecado. Los Israelitas creían que la lepra era un castigo que Dios infringía como retribución al pecado. El tener lepra significaba vivir marginado, separado de la sociedad ya que se obligaba los leprosos a vivir fuera de los pueblos o ciudades. Se esperaba que los leprosos se arrepintieran del pecado que hubieren cometido.
El Señor Jesús en varias ocasiones sanó a leprosos. Uno de ellos en una ocasión se acercó y le rogó que lo limpiase:
Sucedió que estando él en una de las ciudades, se presentó un hombre lleno de lepra, el cual, viendo a Jesús, se postró con el rostro en tierra y le rogó, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Entonces, extendiendo él la mano, le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante la lepra se fue de él. Y él le mandó que no lo dijese a nadie; sino ve, le dijo, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu purificación, según mandó Moisés, para testimonio a ellos. (Lucas 5:12-14)

Jesucristo puede limpiar del pecado a cualquiera que se acerca a El. Su Sangre es poderosa para limpiar todo pecado. Hay un canto maravilloso que habla del poder de la Sangre de Cristo que jamás perderá su poder; “porque alcanza la montaña mas alta y llega hasta el valle mas bajo. La sangre que Cristo derramó en la cruz, jamás perderá su poder.”

Un pecador no tiene que vivir más en la inmundicia, marginado de las bendiciones de Dios, si se acerca a Jesucristo, su sangre le puede limpiar de todo pecado y hacerle una nueva persona.

En Oración
Señor, gracias por tu poder y porque la sangre de Jesucristo jamás perderá su poder. Tu sigues alcanzando a todas aquellas personas que reconocen tu amor y se arrepienten por su pecado. Gracias porque eres poderoso para transformar las vidas. Por Jesucristo, así sea.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment