Thursday, February 21, 2013

No temas, Actúa en el Poder de Dios


Éxodo 14 – 18

Al salir de Egipto después de 430 años de esclavitud y con señales milagrosas del poder de Dios, cualquiera diría que los israelitas estarían confiados en el plan, el propósito y el poder de Dios para llevarlos a la tierra prometida. Sin embargo, tan pronto salieron, vino la primer prueba de su confianza en Dios. El Señor endureció el corazón de faraón quien salió con su ejército a perseguir a los israelitas. El pueblo se quejó con Moisés:
¿Acaso no había sepulcros en Egipto, que nos sacaste de allá par morir en el desierto? ¿Qué has hecho con nosotros? ¿Para qué nos sacaste de Egipto? Ya en Egipto decíamos “¡Déjanos en paz! ¡Preferimos servir a los egipcios!” ¡Mejor nos hubiera sido servir a los egipcios que morir en el desierto! (14:11-12)

¿Cuántas veces nosotros mismos no somos como el pueblo de Israel? Nos cuesta creer las promesas de Dios y desconfiamos de su Palabra. ¿Qué hizo Moisés? Simplemente les dijo: “no tengan miedo…mantengan sus posiciones, que hoy mismo serán testigos de la salvación que el Señor realizará a favor de ustedes… quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes.”  Dios después le dijo a Moisés que levantara su vara y extendiera su brazo sobre el mar para hacer camino entere las aguas. Dios nos ha dado el poder de su Espíritu Santo en nuestra vida, tenemos su Palabra y sus promesas; ¿puedes confiar en ellas?


No comments:

Post a Comment

Post a Comment